Estuche de fieltro

Para realizar este divertirdo estuche de fieltro en forma de sobre necesitaremos: fieltro 4 colores diferentes Pistola de silicona bolígrafo tijeras normales tijeras zig zag Paso a paso: Cogeremos el trozo de fieltro del color elegido y lo plegaremos en 3 partes. Para la parte de delante, atrás y solapa. En la parte de la solapa cortaremos dos diagonales para que el estuche tenga apariencia de sobre. En la parte de las esquinas pegaremos los bordes con la pistola de silicona Este paso se debe hacer con mucho cuidado o con la ayuda de un mayor, ya que la cola sale de la pistola a temperatura caliente. La parte de la solapa la dejaremos sin pegar, para poder abrir y cerrar el estuche. Para decorar nuestro sobre, cortaremos dos tiras con las tijeras zig zag y un corazón. Pegaremos las tiras en zig zag, y el corazón, con la pistola de silicona. Este será el último paso a seguir !! Ya tendremos listo nuestro estuche de fieltro de colores para poner todos nuestros secretos en el interior...

Read More
Mis hijos ya no duermen conmigo: conclusiones tras 9 años de colecho
Ago23

Mis hijos ya no duermen conmigo: conclusiones tras 9 años de colecho

En más de una ocasión he hablado del colecho y os he contado que mis hijos han dormido siempre con nosotros, en nuestra cama, en una cunita colecho o en una camita al lado de la nuestra, completamente pegada, de manera que podían quedarse ahí o poco a poco ir pasando a la nuestra (o dormir con medio cuerpo en una o en la otra). Han sido 9 años de compartir cama con mis tres hijos y estos días nos estamos despidiendo de ello, cuando el pequeño tiene tres años, porque ya le hemos pasado la camita a la habitación donde duermen sus hermanos, de 9 y 6 años. Como en casa cerramos una etapa que la gente considera importante, os contaré cuáles son mis conclusiones tras estos 9 años de colecho. Empiezas porque no te queda otra Si no es que has leído sobre ello y lo tienes claro desde el principio, la mayoría de padres que colechamos lo empezamos a hacer porque no nos quedaba otra: supervivencia pura y dura. Ahora hay mucha información al respecto y yo creo que está más popularizado, pero hace 9 años, cuando nació mi hijo, tenías que ir directo a los libros o foros en que se hablaba de ello porque no había apenas publicaciones (ni en internet) que hablaran del colecho (o si las había no eran muy populares y los padres no llegábamos a ellas). Lo que había eran revistas y personas que te hablaban de que tenías que preparar la habitación del bebé y poner ahí su cuna, en la que dormiría apaciblemente siempre. Tanto que te creías que lo ibas a poner ahí, te iba a sonreír mientras lo arropabas y apenas lo verías hasta la mañana siguiente, cuando tendrías que ir a ver si seguía ahí, de tan dormilón que iba a ser. Para los primeros meses, te ponías un moisés en la habitación con rueditas, donde el bebé podía dormir y tú irlo pasando de un lugar a otro de la casa mientras descansaba. Vamos, que te hacen preparar la casa como si fueras a meter una marmota y cuando llega tu bebé te demuestra, con una gran bofetada en la cara que te hace sentir gilip…, que te has gastado el dinero y has pasado horas montando una cuna que nunca utilizará. Empiezas con lo del moisés. El bebé llora, ella lo amamanta y luego lo deja de nuevo en el moisés. Al rato llora otra vez, se repite la operación. A la tercera te dice que te mantengas despierto, que le va a dar el pecho tumbada porque está cansada, que cuando acabe...

Read More
Cuando las incubadoras se exhibían en ferias… con el bebé dentro
Ago23

Cuando las incubadoras se exhibían en ferias… con el bebé dentro

La mujer barbuda, niños con malformaciones y prematuros en su incubadora. No eran raras las “ferias frikies” la primera mitad del siglo XX, una especie de “parada de los monstruos”. Hoy en día una exhibición semejante sería impensable, aunque ya en su época hubiera voces que dudaran de la eticidad de dicha muestra. Porque exhibir a un bebé prematuro dentro de una incubadora como si fuera un mono de feria no iba a ser bien recibido por todos. Por muchos sí, que incluso pagaban por verlos en las ferias, en casetas montadas para llamar la atención del visitante. Como las de cualquier atracción. Solo que estas tenían un fin encomiable: seguir llevando adelante a más bebés prematuros con una técnica que aún no estaba extendida en los hospitales y que seguía perfeccionándose. Una especie de mezcla entre el morbo de la supervivencia humana y los avances técnicos que permitían que en una caja salieran adelante esos bebés antes condenados. La historia de la incubadora es antigua y apasionante, y cuando la analizábamos por extenso ya hablábamos de este tipo de exhibiciones a principios del siglo XX que se llevaban a cabo por todo Estados Unidos. Ahora ha salido a la luz la historia de un doctor que investigó las incubadoras y permitió que sobrevivieran muchos niños prematuros que hacía unos años hubieran sido desahuciados. Y este doctor exhibía a esos pequeños en sus “nidos”. El doctor Martin Couney se defendía de las críticas que en su época lo acusaban de empresario por querer sacar dinero de los bebés diciendo que esa recaudación le permitía seguir cuidando cada vez más niños y seguir mejorando la técnica de la incubadora, que en aquella época aún avanzaba muy lentamente. Por supuesto, si había alguien agradecido a este doctor eran las familias de los bebés prematuros. Hay testimonios de bebés que él sacó adelante, hoy ancianos y ancianas, que también recuerdan la figura del doctor con agradecimiento y emoción, sin importarles que una vez fueran “objetos de feria”, viendo aquellas exhibiciones como algo anecdótico y curioso en una época en la que la mayoría de los bebés diminutos morían. El propio doctor estimó que entre 1903 y 1943 mantuvo vivos a 7.500 de los 8.500 prematuros que pasaron por sus incubadores de exhibición. Allí, los bebés no solo tenían el cuidado de la caja que los mantenía calientes y aislados, sino que los neonatos eran atendidos por médicos y enfermeras que hacían turnos. En fin, estamos ante un periodo peculiar de la historia, cuando las incubadoras distaban mucho de estar extendidas en los hospitales y de ofrecer los avances que hoy tienen gracias...

Read More
5 recetas de sándwiches divertidos
Ago23

5 recetas de sándwiches divertidos

Los sándwiches pueden ser una cena o comida de última hora, o también una merienda para esos días en que los peques consumen muchas energías. En Pequerecetas encontraréis muchas recetas de sándwiches, pero hoy queremos mostraros ideas divertidas para presentarlos de manera especial y sorprender a los peques. Está claro que no todos los días tenemos tiempo para ponernos en ello, pero de vez en cuando estoy segura que a vosotros también os gusta dedicar un rato a preparar algo especial que deje a los peques boquiabiertos ¡y también puede ser una buena idea pedirles que nos ayuden! Seguro que nos divertiremos cocinando juntos. ¿Os gustaría ver estos sándwiches divertidos? ¿Os gustan los gatitos de la imagen principal? Son realmente sencillos, si tenemos un cortante de galletas en forma de gato será rapidísimo, pero también podemos tomarnos el trabajo de cortarlos a mano. Los ojos son olivas, el hocico pimiento y los bigotes cebollino (Fuente: Paperblog) Recetas de sándwiches, monstruos Fuente: Kids Activities Blog Con bolitas de queso mozzarella, olivas negras y palitos de pretzel podemos hacer las antenas y los ojos de este simpático monstruito. El sándwich de la imagen es en realidad una tosta, pero podemos hacer un sándwich con el relleno que más nos guste, cortando el pan con un cortante redondo o usando una baguette. Fuente: Eats Amazing En este caso, cortando la rebanada de pan que cubre el sándwich un poco más pequeña, podemos jugar con el jamón y el queso para hacer la boca del monstruo con sus dientes afilados. Para hacer el ojo podemos usar una rebanada de rabanito o de pepino, la pupila con una oliva negra, y si queréis hacer las antenas podéis usar pinchos. Recetas de sándwiches, chanclas Fuente: Pretti Mini ¡Qué idea más divertida! Ya os la habíamos mostrado cuando vimos 5 recetas de verano para el picoteo, y en aquella ocasión os explicamos cómo se hacen. Recetas de sándwiches, formitas tostadas Fuente: Oh Joy! Esta idea me ha gustado porque es fácil, rápida y rica. Si preparáis sándwiches de queso tostados a los peques podéis cortarlos, luego de tostarlos y dejarlos enfriar unos minutos, con los cortantes para galletas. ¿Qué os parecen estas...

Read More
Stokke Home, la habitación que permite a los peques tener ‘su propia casa’ dentro de casa
Ago23

Stokke Home, la habitación que permite a los peques tener ‘su propia casa’ dentro de casa

Una de las tantas cosas que quieres para tus hijos (claro, hablando de cosas materiales), es la habitación de sus (o tus) sueños… esa en donde se sientan en su propio espacio y de la cual pueda disfrutar a medida que va creciendo. En eso precisamente ha pensado Stokke para su nuevo lanzamiento: Stokke Home, un concepto de cuarto infantil que seguramente a ellos les encantará (¿quién no jugó de pequeño con tener su propia casa dentro de casa?). Esta habitación modular está diseñada para crecer con tu bebé y adaptarse a sus necesidades, desde el nacimiento hasta bien entrada su infancia. Combina un acabado muy cuidado y el diseño escandinavo que tan de moda está. La flexibilidad de sus piezas permite combinarlas en función de tu gusto, tanto si tienes mucho como poco espacio… puedes elegir aquellas piezas que te vengan bien a ti y a tu bebé, y luego utilízalos para nuevas funciones según tu hijo crece. Está disponible en un gris bruma y en blanco con los accesorios a juego para así poder darle tu toque personal. La habitación al completo consta de: Minicuna Stokke Home Se trata de una minicuna de nuevo diseño. Está hecha con textiles ligeros para proporcionar al bebé un entorno ventilado y acogedor para descansar, además se puede balancear. Durante la noche, los padres pueden acercar el bebé a su cama porque por su tamaño cabe en cualquier dormitorio. Gracias a su ligereza es ideal como minicuna de día moviéndola de una habitación a otra. Cuna Stokke Home Es el corazón de Stokke Home, ya que se trata de una cuna, un cambiador y una casa de juego en un solo producto. Su silueta en forma de casa se convierte en la pieza central de la habitación… además es personalizable gracias a la gama de textiles diseñada ya sea para crear un ambiente calmado para el bebé o una casa de juego para el niño. Cambiador Stokke Home Es un componente versátil que se puede utilizar en la parte superior de la cómoda, la cuna o la base de la minicuna, y se une de forma segura a todos los componentes. Tiene protectores laterales y un colchón que proporcionan un lugar seguro y cómodo para cambiar al bebé y además incluye una caja de almacenamiento para mantener lo esencial al alcance de la mano. Cuando el niño es mayor, el cambiador se transforma en una mesa de escritorio o juegos al colocarlo sobre la base de la minicuna. Cómoda Stokke® HomeTM Es el espacio para almacenar su ropita y juguetes y además tiene la altura perfecta para cambiar al bebé cuando...

Read More