El bebé pierde peso al nacer: ¿cuánto y por qué?
Ago09

El bebé pierde peso al nacer: ¿cuánto y por qué?

Cuando nuestro bebé nace, tras un buen rato con mamá, con quien hace su primera toma, es medido y pesado para tener una referencia de cuál será su evolución. Es bien sabido que lo habitual a partir de ese momento es que empiece a perder peso. Suena peligroso, suena a error que deba solucionarse, pero es algo prácticamente inevitable y normal que pronto se soluciona (si todo va bien). Ahora bien, la pérdida de peso tiene un límite y debemos estar atentos de que la situación se revierta, así que hoy vamos a tratar de dar respuesta a dos preguntas al respecto: ¿Por qué pierden peso los bebés y cuánto pueden llegar a perder? ¿Por qué pierden peso? Hay tres razones principales por las que los bebés, pese a ser alimentados a demanda desde que nacen, pierden peso: La expulsión del meconio: pasadas unas horas desde que nacen los bebés expulsan su primera caca, el meconio, una sustancia viscosa, oscura, pegajosa y hasta podría decir que difícil de limpiar, resultado de todo lo que el bebé ha ido tragando durante el embarazo. En realidad, las siguientes cacas también serán de un aspecto similar, así que se calcula que el bebé viene con 90 gramos de meconio en sus intestinos que claro, al eliminarlos, hacen bajar el peso del bebé. Los bebés también orinan: pues sí. No solo hacen caca, sino también pipi, y no solo una vez, sino varias al día. Mediante la orina, y quizás a través del sudor, pierden líquido y peso. Aún comen poco: En el vientre de mamá recibía “alimento” constantemente a través del cordón umbilical, pero una vez nace eso se acaba. El bebé está consumiendo energía solo por el hecho de vivir. Aunque apenas se mueva, aunque duerma, su cuerpo necesita energía, y al principio no comen demasiado. Si el bebé es amamantado estará tomando calostro, que es una sustancia muy importante para el bebé por su composición, pero que le llega en poca cantidad. No es un error, debe ser así. El estómago del bebé está recibiendo alimento por primera vez y en el momento de nacer empieza a colonizarse con la flora que recibe en sus primeros contactos con el exterior y que le ayudarán a digerir lo que coma. Al principio tiene que comer poco (pero a demanda, la naturaleza ya se encarga de ello). Si está tomando leche artificial no tendrá calostro, pero la norma es la misma: un recién nacido no puede tomar más de 10 ml por toma el primer día, así que no será suficiente para evitar la pérdida de peso. ¿Cuánto peso pierden? Esta es...

Read More
Fondue fría de frutas y yogur, ¡sana y deliciosa!
Ago09

Fondue fría de frutas y yogur, ¡sana y deliciosa!

Siempre hablamos de lo importante que es incorporar las porciones de fruta adecuadas en la dieta de la familia, en especial de los niños. Con esta fondue fría de frutas y yogur podréis sorprender a toda la famila, ¡es sana y deliciosa! Aunque originalmente una fondue consiste en sumergir con un tenedor o pincho un trozo...

Read More
Fondue fría de frutas y yogur, ¡sana y deliciosa!
Ago09

Fondue fría de frutas y yogur, ¡sana y deliciosa!

Siempre hablamos de lo importante que es incorporar las porciones de fruta adecuadas en la dieta de la familia, en especial de los niños. Con esta fondue fría de frutas y yogur podréis sorprender a toda la famila, ¡es sana y deliciosa! Aunque originalmente una fondue consiste en sumergir con un tenedor o pincho un trozo...

Read More
Natillas caseras, 4 recetas para todos los gustos
Ago09

Natillas caseras, 4 recetas para todos los gustos

¿Os gustan las natillas caseras? ¡Y a quién no verdad! Es verdad que las natillas se pueden comprar hechas en cualquier supermercado, ¡pero el sabor de las natillas caseras no tiene nada que ver con el de las compradas! Además, con estas 4 recetas para todos los gustos veréis que hacerlas en casa no es complicado. Hoy, de la mano de Pequerecetas, os traemos la receta de las natillas tradicionales, natillas con chocolate, para diabéticos y hechas con Thermomix… ¡para todos los gustos! ¿Os gustaría ver estas recetas de postres? Natillas caseras, las de toda la vida Las natillas caseras son un postre de cuchara tradicional, y aunque las de sobre o las que se venden hechas no estén mal, ¡cuando probéis éstas veréis que no hay comparación! Ver la receta de natillas caseras Natillas caseras con chocolate ¿Os gustan las natillas de vainilla o de chocolate? ¿Por qué elegir si podemos comer las dos juntas? Estos vasitos de natillas con chocolate están buenísimos, ¡no os perdáis la receta! Ver la receta de natillas con chocolate Natillas caseras con Thermomix ¿Tenéis Thermomix? ¡Entonces hacer natillas caseras os resultará todavía más fácil! En 8 minutos tendréis listo el postre, luego hay que esperar a que se enfríe… Ver la receta de natillas con Thermomix Natillas caseras para diabéticos Si en casa hay algún diabético, o tal vez tenéis algún amigo a familiar con esta enfermedad invitado a cenar, ¡no tiene por qué renunciar al postre! Con estas natillas sin azúcar todos podréis disfrutar de un momento dulce. Ver la receta de natillas para diabéticos ¿Qué os parece? ¿Con cuál de estas recetas de natillas caseras os quedáis?...

Read More
Recomendaciones de la OMS para la prevención y el tratamiento de la preeclampsia y la eclampsia
Ago09

Recomendaciones de la OMS para la prevención y el tratamiento de la preeclampsia y la eclampsia

La preeclampsia y la eclampsia son dos de los estados hipertensos en el embarazo, unas complicaciones médicas que se asocian a una presión arterial alta. En ocasiones, los problemas puedan llevar a la muerte materna, fetal o neonatal o discapacidad crónica y, según la OMS, es necesario optimizar la atención de la salud para prevenir y tratar a las mujeres con trastornos hipertensivos para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Con ese motivo ha elaborado una guía que resume las recomendaciones para la prevención y el tratamiento de la preeclampsia y la eclampsia. Según datos de la Organización, entre los trastornos hipertensivos que complican el embarazo, la preeclampsia y la eclampsia sobresalen como las causas principales de morbilidad y mortalidad maternas y perinatales. Pero la mayoría de las muertes causadas por la preeclampsia y la eclampsia se pueden evitar prestando atención oportuna y eficaz. En África y Asia, casi una décima parte de las defunciones maternas están relacionadas con estos trastornos, mientras que en América Latina, una cuarta parte de las defunciones maternas se relacionan con esas complicaciones. Muchas veces se trata de entornos en los que la mujer no recibe una atención médica adecuada. La guía de la OMS incluye 23 recomendaciones, clasificadas en débiles o fuertes teniendo en cuenta la calidad de las pruebas científicas y otros factores (incluidos los valores y las preferencias, la magnitud del efecto, el balance entre beneficios y perjuicios, el uso de recursos y la factibilidad de cada recomendación). La calidad de las pruebas científicas en que se apoyaba cada recomendación se clasifica como muy baja, baja, moderada o alta. Algunas de las recomendaciones clasificadas como “Fuertes” son: La administración de suplementos de calcio en aquellas áreas donde el consumo de este mineral es bajo. Administración de ácido acetilsalicílico en dosis bajas (aspirina, 75 mg) para la prevención de la preeclampsia en las mujeres que tienen un riesgo alto de desarrollarla. Administración de sulfato de magnesio (con preferencia sobre otros anticonvulsivos) para prevenir la eclampsia en las mujeres con preeclampsia grave. Se recomienda la inducción del trabajo de parto en las mujeres con preeclampsia grave cuando por su edad gestacional el feto no es viable o es poco probable que logre la viabilidad en el plazo de una o dos semanas. En mujeres con preeclampsia grave a término, se recomienda el parto prematuro. Os recomendamos la lectura completa del documento si estáis en alguna de estas situaciones y queréis profundizar en los motivos de las recomendaciones. En él también se incluyen las intervenciones que no se recomiendan para la prevención o el tratamiento de la preeclampsia y la eclampsia,...

Read More