¿Sueñas con dormir una noche entera? Descubre aquí si ya te has convertido en una "Mombie"
Ago05

¿Sueñas con dormir una noche entera? Descubre aquí si ya te has convertido en una "Mombie"

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, una de las cosas más duras de la maternidad y la paternidad son las felices malas noches. Los bebés no saben de relojes, horarios, de noches ni de días, atardeceres y amaneceres y duermen y comen cuando les apetece, y además no te dicen “perdona mamá, ¿serías tan amable de, si te va bien, darme un poco de pecho? Cuando veas que es posible, ¿eh? Que yo espero”, sino que se ponen a llorar casi gritando de una manera que solo puede traducirse de una manera “¡Dame de comer! ¡Mi madre no me da de comer! ¿Hay alguien ahí con una teta que me dé de comer? ¡YaaaaAAAA!”. Así que la insistencia, la frecuencia de las ocasiones en que sucede y que pase un día sí y otro también acaba afectando, con el tiempo, a la vida, la imagen y el comportamiento de una mujer, hasta el día en que todo ello cala tan hondo que se transforma en una “Mombie”. ¿Quieres saber si ya eres una de ellas? ¿Qué es una “Mombie”? Por Internet corren varias definiciones, así que os dejo con una de ellas, mezcla de varias que he visto: Mombie (adj.): Dicho de una persona que: es una supermadre privada de sueño que se alimenta de chocolate y cafeína y sobrevive con besos pegajosos y sonrisas melladas. Es experta en la multitarea y su aspecto desaliñado es clara muestra de que su imagen no se refleja en los espejos tiempo ha. De esta definición se deriva que una “Mombie” cumple las siguientes características (no necesariamente todas, pero sí varias). Si os sentís identificadas con ellas parece claro que os habéis convertido en una de ellas: Ojos de mapache: de lejos puede parecer que se han pasado con la sombra de ojos y que no solo se han pintado el párpado superior sino también el párpado inferior. Al acercarte te das cuenta de que no, no es maquillaje. Abusan de la cafeína y el chocolate: beben mucho café, pero mucho. Puedes incluso verlas con un termo por la calle, al que van dando tragos cada cierto tiempo. Su aliento huele a cafetera. Su sonrisa se torna amarronada… no les hables de dietas pues podrían ponerse agresivas. La razón de ese color dental es el exceso de chocolate. Tienen un habla bipolar: bajo los efectos de la cafeína pueden hablar demasiado, con frases inconexas y una exagerada tendencia a centrarse en pañales, llantos y en lo que han olvidado hacer. Cuando los niveles de cafeína en sangre descienden su comunicación se limita a cortos gruñidos o monosílabos. Caminan sin objetivo claro:...

Read More
El parto hospitalario más increíble que he visto nunca: su bebé trae cinco vueltas de cordón y ni así le ayudan
Ago05

El parto hospitalario más increíble que he visto nunca: su bebé trae cinco vueltas de cordón y ni así le ayudan

Hace unos días os explicamos en una entrada cómo se daba a luz hace 50 años a través de la foto de una mesa obstétrica y, de paso, explicamos cómo se da a luz ahora en muchos hospitales, que viene a ser exactamente del mismo modo. En muchos, pero no en todos, porque los hay que han logrado lo que podéis ver en el vídeo que tenéis a continuación. Es el parto hospitalario más increíble que he visto nunca, porque no le asisten el parto y cuando ven que el bebé nace con cinco vueltas de cordón, ni así le ayudan. ¿Por qué no le ayudan? Porque una mujer dando a luz no es una mujer enferma, sino una mujer sana que está haciendo algo tan natural como parir. Podría hacerlo en casa, pero como a veces hay complicaciones, ha optado por ir a un hospital para que las profesionales de la salud estén ahí por si hay que hacer algo. Estamos demasiado acostumbrados a que en el momento que una mujer llega al hospital se le “robe” el parto. Se toma el control, se empieza a interferir, se controla hasta el mínimo detalle y la mujer pierde así su autonomía y su sensación de ser capaz de parir. Y si no te sientes capaz de parir, “te tienen que parir”. Por eso hace unos años publiqué una entrada en la que hacía de altavoz de un comadrón de Tenerife, de nombre Jesús Sanz, que dijo esto (lo repito porque lo merece): Durante más de 16 años he acompañado y asistido partos en casa, y a lo largo de estos años he experimentado muchos cambios, y me he dado cuenta de que no siempre he realizado un buen trabajo como comadrón, que se me han escapado muchos signos que me hablaban de que algo iba mal y, al contrario, de que todo estaba bien cuando yo estaba preocupado y molestando en exceso a la mujer. […] En apariencia, parecía que mi asistencia era impecable, iba con todo el equipo necesario, tenía todos los conocimientos necesarios y me acompañaba la persona adecuada. Entonces, ¿de qué se quejaban (las mujeres)? Hasta que di con la respuesta: mi falta de escucha. No escuchaba las necesidades de la mujer, no escuchaba el parto, qué mensajes me enviaba cada parto para comprender que todo estaba bien o estaba mal. Las mujeres realmente se quejaban de que las molestaba. Cuando uno se da cuenta de esto, cambia mucho su asistencia, es todo un desaprendizaje del parto molestado, de todo lo que uno hace, que debería dejar de hacer porque realmente no sirve para nada, sólo...

Read More
Sillas infantiles mal utilizadas en el coche, más común de lo que creemos
Ago05

Sillas infantiles mal utilizadas en el coche, más común de lo que creemos

Los sistemas de retención infantil son imprescindibles en cualquier viaje en coche, por más corto que sea. Su uso ayuda a salvar vidas, pero el problema es que no siempre se utilizan de forma correcta. Las sillas infantiles mal utilizadas en el coche son más común de lo que creemos. Según un experto de la marca Seat, el 63% de los niños no viaja de forma correcta cuando va en coche por un mal uso de la sillita. Con sentar al niño no basta. Debemos asegurarnos que la silla está bien colocada. Antes de arrancar comprueba que: Todos los niños menores de 1,35 cm de altura deben utilizar siempre un sistema de retención homologado y adaptado a su peso ya altura. La silla esté bien anclada al coche. Todos los coches nuevos vienen con anclaje Isofix, un sistema de anclaje con tres puntos de sujeción, que permite fijar la silla a la carrocería del coche consiguiendo que quede bien unida al asiento. Si el coche es antiguo, las sillas cuentan con sistemas de fijación para utilizar el cinturón de seguridad como anclaje. Es más seguro colocar la silla mirando hacia atrás, es decir en sentido contrario a la marcha durante el mayor tiempo posible. Hay modelos diseñados especialmente para este uso. Los niños van más seguros en el asiento trasero del coche. Si la silla está colocada en el asiento delantero (a partir del 1 de octubre estará prohibido) se debe desactivar el airbag del asiento del copiloto. El niño tenga los arneses bien colocados: deben estar ajustados a la medida del bebé de modo que no le apriete pero tampoco le quede flojo. Deben quedar tensos a la altura de la clavicula y la pelvis y controlar que el niño no saque los brazos. Pide consejo a la hora de comprar y lee el manual de usuario: antes de adquirir la silla infórmate sobre la seguridad del modelo, la forma de instalación y no olvides leer las instrucciones de uso para colocarla adecuadamente. Vía | ABC En Bebés y más | ¿Viajas en coche con niños? Utiliza bien el sistema de retención infantil, Los niños que midan menos de 1,35 metros, siempre en el asiento trasero También te recomendamos El Corte Inglés retira dos sillas de coche para bebés de la marca Bbest Los niños que midan menos de 1,35 metros, siempre en el asiento trasero Por qué los bebés no pueden estar más de una hora y media en la silla del coche – La noticia Sillas infantiles mal utilizadas en el coche, más común de lo que creemos fue publicada originalmente en Bebés y más por Lola...

Read More

Los bebés prematuros tienen que estar con sus padres

Todas la smadres recuerdan ese primer contacto con el recién nacido: el calor que desprende, su piel cubierta de vérnix. El latido de su corazón, veloz, muy veloz. Pero las madres de bebés prematuros a menudo tienen que esperar mucho tiempo para poder sentir esas mismas...

Read More
Amamantar y trabajar: qué necesitan las madres para que sea posible
Ago05

Amamantar y trabajar: qué necesitan las madres para que sea posible

Estamos celebrando la Semana Mundial de la Lactancia Materna bajo el lema “Amamantar y trabajar”, un camino lleno de obstáculos dadas las pocas facilidades al que se enfrentan las madres que quieren seguir haciéndolo tras la vuelta al trabajo, pero sí posible. Hay mucho camino por recorrer, muchas cosas que deberían hacerse y mejorar para que las madres pudiesen amamantar durante más tiempo a sus bebés. Veamos qué necesitan las madres para que amamantar y trabajar sea posible y no una entelequia. Una baja maternal de seis meses Primerísimo y primordial. La OMS y otras organizaciones recomiendan seis meses de lactancia materna exclusiva a demanda y luego complementada con alimentos sólidos hasta al menos los dos años. ¿Pero cómo darle el pecho al bebé cada vez que lo pida si tienes que separarte durante horas de él para ir a trabajar? Imposible. Lógica pura, ¿verdad? La lactancia materna no es sólo alimento. Aporta otras cosas tan necesarias como los nutrientes para el bebé. También es contacto, calor, olor, cercanía, mimos, consuelo… Es lo mejor para el bebé tanto desde el punto de vista nutricional como por supuesto, afectivo y a nivel inmunológico. Es oro biológico, una sustancia inteligente que cubre las necesidades de tu bebé en cada etapa de su crecimiento. Aún así, las empresas y las autoridades no llegan a entender la verdadera importancia que tiene la lactancia materna para la sociedad. Y si no quieren verlo desde el punto de vista social y humano, al menos que lo entiendan con cifras: prolongar la lactancia materna ahorraría millones de euros al sistema de salud. Las madres no deberían tener que abandonar la lactancia materna por volver al trabajo, y muchas no lo hacen, pero con gran esfuerzo. En España llevamos años pidiendo que se extienda la baja materna a 32 semanas (puedes firmar aquí la petición) para poder ofrecerle al bebé lo que necesita durante más tiempo, tanto tu leche como tus cuidados, aunque seas una mujer que trabaja. Apoyo de las empresas Facilitar que las madres trabajadoras puedan amamantar no es hacerles un favor. Con la leche materna, los bebés crecen más sanos y el absentismo laboral se reduce en los primeros años de vida del niño, por tanto, a la larga, es un beneficio. También repercute en la productividad de la empresa. Como ha comentado Carissa F. Etienne, directora de la OPS/OMS, “los empleadores también se pueden beneficiar de estas políticas, ya que estas políticas llevarán a tener trabajadoras más felices, confiables y productivas”. Y en el apoyo de las empresas, también podemos incluir el apoyo del entorno laboral. Que no se mire mal a la...

Read More