Cuerpos reales: una madre enseña cómo ha quedado su cuerpo tras dar a luz
Jul18

Cuerpos reales: una madre enseña cómo ha quedado su cuerpo tras dar a luz

Esa obsesión por quedar estupenda tras dar a luz no tiene ningún sentido. Hemos sido madres y nuestros cuerpos ha cambiado. Eso es lo que ha querido transmitir la nutricionista Julie Bhosale al enseñar cómo ha quedado su cuerpo tras dar a luz a su segundo hijo. He publicado en su blog fotos de ella junto su bebé enseñando su barriga horas, días, semanas y meses después del parto. Dos días después de dar a luz Las mujeres que quieran volver a estar estupenda tras ser madre porque así lo deseen me parece perfecto, nadie tiene que pedir disculpas por ello, faltaría más. Pero lo que no veo bien es la presión social de que una mujer tiene que volver a ser la de antes a los dos meses de dar a luz. Está bien transmitir la normalidad. La mayoría de las mujeres no somos modelos, somos mujeres con cuerpos reales en los que han quedado grabadas, con mucho orgullo, las marcas de la maternidad. No tenemos cuerpos perfectos pero somos felices de ser madres y nos vemos igualmente hermosas. Una semana después de dar a luz Julie expresa sentirse cansada, dolorida y con bultos y marcas en su cuerpo. El mismo que ha concebido, engendrado y parido a sus maravillosos hijos. Como nutricionista, trabaja en un ámbito que se centra en lo superficial, en cómo se ven las personas y no tanto en cómo se sienten. Ella reivindica los cuerpos de madres reales, así que se ha unido al movimiento #takebackpostpartum para enseñar su verdadero cuerpo tras dar a luz a dos hijos y concienciar sobre el efecto de la maternidad en el cuerpo de las mujeres. Podemos verla posando junto a su bebé con la camiseta levantada un día, dos días, una semana, dos semanas, 10 semanas y 14 semanas después de dar a luz por vía vaginal (la cicatriz de la barriga se debe a una operación cuando tenía 21 años). Así como vemos la transformación de su cuerpo, también podemos ver cómo va creciendo su bebé. Siempre sonriente y feliz por tenerlo en brazos. Al final, ¿qué es lo verdaderamente importante? Dos semanas después de dar a luz Un mes atrás hablábamos de Kimberly Henderson, una cantante estadounidense de 27 años que defendía su belleza de madre con una foto de su cuerpo tras tener cuatro hijos. Ella también demostraba que se puede ser feliz aunque no tenga un abdomen perfecto. Catorce semanas después de dar a luz Julie cuenta en su blog la historia de cómo quedó embarazada de su segundo hijo. Recurrió a la reproducción asistida y su cuerpo sufrió mucho debido a...

Read More
Así es como se daba a luz hace 50 años (¿y ahora?)
Jul18

Así es como se daba a luz hace 50 años (¿y ahora?)

En febrero de 1962 la prestigiosa revista American Journal of Obstetrics and Gynecology presentaba, entre sus artículos científicos, esta “revolucionaria” mesa obstétrica fabricada por American Sterilizer que prometía mejorar de manera significativa el modo de atender a las mujeres tanto en las visitas ginecológicas como en el momento de parir. Es decir, así se daba a luz hace 50 años y la verdad, viendo la foto, uno siente un poco de escalofríos, y eso que uno es hombre, y no mujer. Pero pensándolo bien, ¿y ahora? Porque esta imagen parece terrible, pero lo de ahora es prácticamente igual. ¿No da que pensar? Así no pares, así te paren La atención profesional al parto ha promovido un descenso de mortalidad materna, fetal y de la morbilidad asociada al proceso. El problema es que en un intento de controlarlo todo dicha atención se pasó bastante de rosca hasta llegar a un punto que una mujer no paría, sino que la parían. Los partos se instrumentalizaron de tal manera que parecía que una mujer ya no iba a ser capaz de dar a luz si no era controlada hasta la saciedad desde el minuto 1. Y se vio que esto no era así y que lo que necesitaba una mujer, en realidad, era tener a profesionales entrenados y experimentados con las manos quietas. Ella dando a luz, y ellos disponibles por si algo se torcía (bien, ya que están, no hace falta que estén mirando, pueden dar ánimo, soporte, cariño y confianza en el proceso). Pero para llegar a eso, para volver a hacer ese retroceso (o ese avance), falta aún un tiempo. Los profesionales tienen que reciclarse, algunos, que no lo harán porque se anclan en el pasado, tienen que jubilarse y dejar paso a las nuevas hornadas, más concienciadas, los protocolos tienen que ir cumpliéndose y las mujeres, acostumbradas muchas a llegar al hospital a que te saquen al niño, tienen que tomar cartas en el asunto y ser actrices principales junto con sus bebés, pidiendo información en todo momento y tomando decisiones cuando sea preciso. La mesa AMSCO 800 Por entonces esto era presentado como una auténtica revolución para mejorar los partos. Pero, ¿para quién es mejor, para la madre que está atada por los tobillos, por las muñecas y sujeta por los hombros, o para el ginecólogo, que está sentado de lo más cómodo? Y repito, es una foto de hace 53 años y ahora la cosa no ha mejorado tanto en muchos casos. Ya no dan tanto miedo, son de color azul, que parece más amigable, tienen menos hierros y se pueden mover de manera que parecen...

Read More

Flores Gigantes de papel

Las flores de papel gigantes quedan geniales para decorar paredes de fiestas, como fondo para photocall, ¡o por qué no para envolver un regalo! Hoy os enseñaremos a hacer una flor de papel gigante preciosa ¡y muy fácil! ¡Os soprenderéis! Materiales necesarios 2 hojas de papel de seda rosa 1 hoja de papel de seda fucsia 1 hoja de papel de seda amarillo tijeras un trocito de limpiapipas Paso a Paso Cogemos las hojas de papel de seda rosas y fucsias, y las doblamos a la mitad. Cogemos la hoja amarilla y la doblamos a la mitad dos veces. Las ponemos una encima de la otra, con la hoja amarilla en el centro. Doblamos todas las hojas juntas, en abanico. Retiramos la hoja amarilla y con las tijeras cortamos flecos de los dos lados. Cogemos las otras hojas todas juntas, plegadas en abanico, las doblamos a la mitad y redondeamos los bordes, tratando de que el corte nos quede más profundo de un lado que del otro. Nos habrán quedado los dos bordes con pétalos recortados, si hace falta arreglamos las imperfecciones. Volvemos a colocar la hoja amarilla en el centro. Doblamos a la mitad, con la parte amarilla hacia adentro. Atamos con el limpiapipas. Con paciencia vamos abriendo y levantando cada hoja, comenzando desde el centro. Seguimos separando las hojas y levantándolas hasta que la flor tenga el volumen deseado.   CONSEJOS Haciendo muchas flores podemos crear un fondo perfecto para la mesa principal de una fiesta infantil, o el photocall de una...

Read More

Las flores de papel gigantes quedan geniales para decorar paredes de fiestas, como fondo para photocall, ¡o por qué no para envolver un regalo! Hoy os enseñaremos a hacer una flor de papel gigante preciosa ¡y muy fácil! ¡Os soprenderéis! Materiales necesarios 2 hojas de papel de seda rosa 1 hoja de papel de seda fucsia 1 hoja de papel de seda amarillo tijeras un trocito de limpiapipas Paso a Paso Cogemos las hojas de papel de seda rosas y fucsias, y las doblamos a la mitad. Cogemos la hoja amarilla y la doblamos a la mitad dos veces. Las ponemos una encima de la otra, con la hoja amarilla en el centro. Doblamos todas las hojas juntas, en abanico. Retiramos la hoja amarilla y con las tijeras cortamos flecos de los dos lados. Cogemos las otras hojas todas juntas, plegadas en abanico, las doblamos a la mitad y redondeamos los bordes, tratando de que el corte nos quede más profundo de un lado que del otro. Nos habrán quedado los dos bordes con pétalos recortados, si hace falta arreglamos las imperfecciones. Volvemos a colocar la hoja amarilla en el centro. Doblamos a la mitad, con la parte amarilla hacia adentro. Atamos con el limpiapipas. Con paciencia vamos abriendo y levantando cada hoja, comenzando desde el centro. Seguimos separando las hojas y levantándolas hasta que la flor tenga el volumen deseado.   CONSEJOS Haciendo muchas flores podemos crear un fondo perfecto para la mesa principal de una fiesta infantil, o el photocall de una...

Read More
¡A ponerse en forma! 15 beneficios del deporte para niños
Jul18

¡A ponerse en forma! 15 beneficios del deporte para niños

El ejercicio físico es fundamental para cualquier persona y una manera de practicarlo es a través del deporte. Os hemos hablado en muchas ocasiones de las ventajas del deporte para los niños y hoy queremos resumir sus beneficios en 15 puntos que nos van a animar a practicarlo en familia. En ocasiones por falta de tiempo, por desgana, o por motivos variados, no atendemos a lo que nos están pidiendo nuestros niños, que suelen sentirse atraídos por algún deporte. A veces, sencillamente es imposible, al menos la práctica de un deporte reglado. Pero sí podemos ser compañeros de equipo de nuestros hijos, al menos los fines de semana, en vacaciones… No hay excusa. Estos son, resumidos, quince beneficios del deporte para niños: El deporte ayuda al niño a superar la timidez, a ser más abierto y extrovertido. La práctica deportiva frena los impulsos excesivos de los pequeños, ya que gastan energías para moverse y se “desestresan”. Ayuda al niño a cumplir reglas y normas. Hará que el niño sea más colaborador y menos individual. El niño o niña reconocerá y respetará a aquellos que les enseñan porque saben más que él y, en su caso, a aquellos con los que compite. El deporte produce un aumento generalizado del movimiento coordinado. En general, la práctica de un deporte aumenta sus posibilidades motoras, gruesas y finas, ayudando a madurar al sistema psicomotor. Otro beneficio físico del deporte es que mejora la función cardiovascular y a la larga previene enfermedades relacionadas con ella. Introduce al niño en la sociedad, tanto si se trata de juego de equipo como si no (hay un entrenador, otros niños que practican lo mismo…). Contribuye a su crecimiento ayudando a una adecuada maduración del sistema músculo-esquelético. El deporte puede corregir el sobrepeso u obesidad, contribuyendo a la regulación del peso corporal y a mantenerse en un peso adecuado. Potencia la creación y regularización de hábitos. Desarrolla el placer por el movimiento frente al sedentarismo, estableciendo las bases de unos hábitos saludables. El deporte estimula la higiene y la salud. Practicar un deporte enseña al niño a tener unas responsabilidades (horarios, constancia…). En definitiva, el deporte en la infancia es una estupenda posibilidad de desarrollo emocional y físico. Combinado con una alimentación equilibrada y saludable, el ejercicio físico es el pilar de una buena salud. Natación, fútbol, tenis, judo, ciclismo… ¿qué deporte practican vuestros niños? ¿Notáis estos beneficios en ellos? Fotos | iStock En Bebés y más | Diez consejos para motivar a tus hijos a realizar actividad física, Padres deportivos, hijos deportistas, Decálogo sobre la actividad física de los hijos También te recomendamos Habilidades que desarrollan los...

Read More