¿Cuándo es perjudicial el uso del chupete?
Jun21

¿Cuándo es perjudicial el uso del chupete?

Compañero inseparable para muchos bebés, parece impensable que el chupete pueda tener algún efecto perjudicial. Calma el llanto de un bebe, le ayuda a conciliar el sueño y puede reducir el estrés y el dolor en procedimientos desagradables de manera similar a como lo hace el pecho materno. Además, recientemente se ha relacionado su uso durante el sueño con una disminución del riesgo de muerte súbita del lactante. Pero los padres también hemos de saber que ese objeto “mágico” podría ser mal utilizado. ¿Cuando es perjudicial el uso del chupete? ¿Cuándo hay que plantearse que el bebé no lo utilice o deje de hacerlo? ¿Estamos haciendo algo mal al ofrecerle el chupete? Vamos a resolver estas dudas con unos puntos concretos que habría que conocer para evitar riesgos. Otros beneficios del chupete, bien estudiados y demostrados, están relacionados con su efecto analgésico y con el estímulo de la succiónno nutritiva en niñospretérmino y a término. Cuando se ofrece antes del mes de edad el chupete puede interferir en la lactancia materna. Entonces, no utilizar el chupete en los primeros días de vida favorece la instauración de una correcta lactancia. La Asociación Española de Pediatría es clara al respecto: En los recién nacidos amamantados es mejor evitar el chupete durante los primeros días de vida y no desaconsejarlo cuando la lactancia materna está bien establecida, habitualmente a partir del mes de vida, edad en la que comienza el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante. Cuando el chupete se unta con sustancias dulces como miel aumenta le riesgo de caries. Muchas caries del biberón provienen del mal uso del chupete, si se impregna en líquidos dulces para calmar al bebé o niño, antes de dormir… El alto contenido en carbohidratos de los productos azucarados puede causar daños en los dientes de leche y también en los definitivos para los niños que más se alargue el uso del chupete. Recuerda que también puedes transmitirle las caries al bebé si chupas su chupete para “limpiarlo” antes de ponérselo. Cuando se utiliza más allá de los doce meses de edad, porque aumenta el riesgo de problemas dentales y riesgo de accidentes o de desarrollo del lenguaje. Aunque los efectos perjudiciales que ejerce sobre la correcta alineación de los dientes podrían ser pasajeros si el “pupo” se deja a tiempo, según algunos estudios. Según la Sociedad Española de Odontología Pediátrica, la succión no nutritiva provocaría que los dientes centrales inferiores se desvíen paulatinamente hacia dentro, mientras que los que se encuentran en el maxilar superior, tienden a separarse y a sobresalir hacia fuera (dientes de conejo). Con el tiempo, los colmillos chocan entre...

Read More
Gazpacho y sopas frías: 5 recetas refrescantes
Jun21

Gazpacho y sopas frías: 5 recetas refrescantes

Seguimos con las recetas de verano, ¡por qué no hay nada mejor que comer algo fresquito para combatir el calor! Hoy es el turno de dos reyes de la gastronomía española: gazpacho y sopas frías, ¡5 recetas refrescantes! Gracias a Pequerecetas aprenderemos a preparar una sopa fría de melón con jamón espectacular, un rico salmorejo y varios gazpachos: andaluz, de fresas y de sandía. ¿Os gustaría ver estas recetas de verano? Sopa fría de melón con jamón Esta deliciosa y refrescante sopa fría la hemos visto en nuestra imagen principal. El contraste entre el dulzor del melón y el salado del resto de los ingredientes, y el toque crujiente del jamón, ¡estoy segura que os encantará! Podéis ver la receta aquí> sopa fría de melón con jamón Salmorejo Esta receta de salmorejo cordobés es un clásico en la cocina española. Se prepara con tomate, pan del día anterior y unos cuantos ingredientes más. Su consistencia más densa que la del gazpacho lo conviente en una especie de crema, que hasta se puede untar en el pan. Podéis ver la receta aquí> Salmorejo Gazpacho andaluz En España no hace falta explicar lo que es el gazpacho, pero como tenemos lectores de muchos otros países, os diremos brevemente que el gazpacho es una especie de sopa fría, o zumo, porque también se toma en vaso, a base de verduras, sobre todo tomate. Es muy fresquito y fácil de preparar. Hay muchas variantes, aquí podéis ver la de Pequerecetas >Gazpacho andaluz Gazpacho de fresas ¿Habéis probado alguna vez el gazpacho de fresas? La fresa le da un toque dulzón que os soprenderá, es muy rico y refrescante, y a los niños tal vez les guste más que el gazpacho tradicional. Ver la receta aquí> Gazpacho de fresas Gazpacho de sandía La sandía es sinónimo de verano ¿verdad? Otra variante dulce es este rico gazpacho de sandía, tiene un sabor muy suave por lo que a los peques les encantará. Como todos los gazpachos, es muy fácil de preparar. Podéis ver la receta aquí> Gazpacho de sandía ¿Os han gustado? ¿Cuál es vuestro...

Read More
El agua y los bebés: por qué no hace falta darles agua ni siquiera ahora que llega el calor
Jun21

El agua y los bebés: por qué no hace falta darles agua ni siquiera ahora que llega el calor

Hoy es 21 de Junio y eso quiere decir que llega el verano oficialmente. Con el verano, en el hemisferio norte, llega el calor (que nos lee mucha gente desde el hemisferio sur), y con el calor, llega el aumento de necesidad de hidratación en adultos, niños y bebés. Esto nos lleva a pensar que los bebés, igual que nosotros, necesitan agua. Sin embargo, no es así. No hace falta darles agua y no es solo una cuestión de poder prescindir de ella o no, es que si les damos, corremos el riesgo de malnutrición. Los bebés que toman pecho, ¿acaso no necesitan más agua? Los bebés menores de 6 meses que toman pecho lo hacen, según la recomendación, de manera exclusiva. De manera exclusiva y a demanda, y esto quiere decir que no necesitan ninguna fuente externa de agua porque toda la que necesitan la reciben de la leche materna. La leche materna está compuesta en un 88% de agua, así que cuando un bebé come, además está bebiendo agua, se está hidratando y nutriendo a la vez y por eso no hay que darle más de la que recibe con el pecho. En verano, con el calor, es normal que tengan más sed, que necesiten más agua, por eso los bebés tienden a aumentar la frecuencia de las tomas. Es decir, ellos mismos piden pecho más veces porque tienen sed, añadiendo algunas tomas cortas durante el día a las tomas habituales. ¿No habéis notado que cuando hace más calor piden el pecho, maman un ratito y se sueltan? Pues eso, sed, que alivian con un poquito de leche. Los bebés que toman leche de fórmula, ¿acaso no necesitan más agua? Los bebés menores de 6 meses que toman leche de fórmula necesitan también más agua en verano, porque hace calor, pero tampoco hace falta darles agua en un biberón porque ya la perciben de la mezcla entre agua y polvo que realizamos al preparar el biberón. Son 30 ml de agua por cada cacito de polvo, así que si un bebé toma por ejemplo 7 biberones al día de 120 ml, está tomando la nada despreciable suma de 840 ml de agua diarios. Si el bebé necesitara más agua no se recomendarían 30 ml por cacito, sino que se diría que necesita 35, 40, 50 ml por cazo. O que en invierno 30 ml y en verano 40 ml. Sin embargo no es así, no hay tal recomendación: siempre se prepara el biberón en una concentración de 30 ml por cazo. Si acaso, igual que hacen los bebés amamantados, debemos tener especial cuidado en darles el biberón...

Read More
Barco con tapones de corcho
Jun21

Barco con tapones de corcho

¡Bienvenido a otro tutorial increíble sobre manualidades! Esta vez haremos una actividad ESPECTACULAR y SÚPER FÁCIL. Se trata de un barco con tapones de corcho Este barco es ideal para que nuestros niños se diviertan de mil maneras con él en la ducha, en la bañera, en la piscina o hasta en la playa. Además, se hace muy rápido y también se divertirán haciéndolo J Así que aquí te explicamos cómo: Materiales para nuestro barco con tapones de corcho: Goma Eva (Esta será la vela del barco, así que con un pedazo de menos tamaño que el de una lámina te funciona perfecto) 3 Tapones de corcho: estos serán la base de nuestro barco. 1 Palillo Gomas elásticas Tijeras   Paso a paso:   Toma los corchos y colócalos uno al lado de otro por su parte más larga. Ahora, estira la goma elástica sobre los corchos de manera que queden fijos y no les sea fácil moverse. Con ayuda de la tijera, recorta la vela del barco. Normalmente ellas son más anchas arriba y menos abajo, pero si prefieres, puedes recortar un simple rectángulo con las medidas de tu preferencia. 12cm x 9cm aproximados estarían bien. Luego, toma la vela del barco y dóblala un poco por la mitad para que te sea fácil introducir el palillo por ella. Finalmente, clava el otro extremo del palillo en el corcho para completar tu bote. ¡LISTO! Tu barco está preparado para navegar por horas y horas y disfrutar con los niños de las mejores aventuras piratas J Consejos: A pesar de que esta manualidad es muy rápida y sencilla, aquí te traemos un par de consejos que deberías tomar en cuenta: A veces una sola goma elástica no será suficiente, así que no dudes en colocar más gomas sobre los corchos para que los sujeten bien. Si los niños son muy pequeños, un adulto podría ayudarlos a estirar las gomas para evitar que las estiren mucho y se lastimen con ellas. Puedes hacer la vela del barco del tamaño que quieras, pero siempre probando que el barco se mantenga en equilibrio y no se caiga por el peso de la vela. Si tu palillo es muy grande, córtalo con la tijera. Con este paso también puede que sea necesario que ayudes a tus niños. Esperamos que les haya encantado esta actividad...

Read More