Las mujeres más bajitas tienen partos más fáciles

La altura de la mujer es determinante en el devenir del parto

Hace unos días hablé de Euskadi por ser la comunidad autónoma con un menor índice de cesáreas y os hablé de sus mujeres imaginándolas grandes, fuertes y capaces de dar a luz casi sin despeinarse. Bien, pues igual me equivoqué y debería haber dicho lo contrario, que serán mujeres más bien bajitas, y es que un estudio reciente ha demostrado que las mujeres de menor estatura tienen una pelvis con una forma diferente, que hace que puedan dar a luz más fácilmente.

Y la estatura no es la única característica que puede alterar el devenir de un parto pues, al parecer, las madres que tienen una cabeza más grande corren esa misma suerte, como si sus cuerpos tuvieran en cuenta que de madre con cabeza grande, hijo con cabeza grande, y creara así una pelvis algo diferente para poder parir a ese teórico hijo de cabeza grande.

El difícil parto humano

Los humanos somos muy inteligentes y dominamos el mundo. Hasta aquí todo correcto (bueno, algunos no somos tan inteligentes y más que dominarlo lo estamos destrozando, pero esto es otro tema). Ahora bien, hay algo en lo que no vamos a la cabeza, y es en el modo de parir, y es que hay otros animales que lo hacen mejor que nosotros. Esto se debe a que la cabeza del bebé es muy grande para la pelvis de la mujer y, en consecuencia, el parto no suele ser tarea fácil (en comparación a cómo sería si la pelvis fuera más grande).

Esta diferencia se hizo evidente cuando nuestros antepasados dejaron de ir a cuatro patas y empezaron a caminar en bipedestación. Nos volvimos más inteligentes, nuestros cerebros se desarrollaron cada vez más, aumentó el tamaño de la cabeza y, a la vez, la cadera se estrechó. Sabiendo esto, los investigadores actuales se preguntan: ¿hay mujeres que puedan dar a luz mejor que otras? Y aunque la respuesta más lógica parece ser un «no», o un «las más grandes y fuertes», la respuesta real parece ser otra, como ya hemos comentado.

La forma de la pelvis es diferente entre mujeres

Las mujeres que tienen la cabeza grande, y que en consecuencia gestarán seguramente a bebés con la cabeza grande, tienen un canal de parto adaptado para esa situación. En ellas, la forma de la pelvis es más redonda y el coxis es más corto que en otras mujeres y esto hace que haya más espacio libre para la salida del bebé.

Por contra, las mujeres que tienen la cabeza más pequeña tienen una cavidad pélvica con forma más ovalada, como si no requirieran esa adaptación porque sus hijos, presumiblemente, no tendrán la cabeza grande. Esta forma, sin embargo, puede hacer más difícil el parto.

Las mujeres más bajitas, esas que uno puede ver embarazada y preguntarse «¿Cómo dará a luz si me acaba de decir que su bebé pesa más de 3 kilos?» tienen una pelvis con entrada redonda, que como hemos dicho favorece el parto, mientras que las personas más altas tienen la entrada de la pelvis más ovalada.

Como curiosidad, los hombres también sufrimos esas variaciones. No vamos a dar a luz a nadie, pero los que tienen la cabeza más grande y/o son bajitos tienen una pelvis con una entrada redonda y los que tienen la cabeza más pequeña y/o son más altos, con forma ovalada.

¿Cuestión de evolución?

Los investigadores han explicado que lo más probable es que la diferencia se deba a una cuestión de evolución, de selección natural. Si miles de años atrás las mujeres bajitas tenían la pelvis redonda, y otras ovalada, y las primeras tenían más facilidad para tener hijos es más fácil que seamos descendientes de éstas y no de las que siendo bajitas y con la pelvis ovalada corrían más riesgo durante los partos. De igual modo, cuando los bebés venían con la cabeza grande, sobrevivían aquellos cuyas madres tenían el coxis más corto y la forma redonda y no tanto aquellos cuyas madres tenían una pelvis menos preparada.

Las más adaptadas para dar a luz fueron sobreviviendo mientras que las menos adaptadas no (o las primeras tenían más hijos y las segundas menos), y esa diferencia ha llegado hasta nuestros días. Quizás esto pueda explicar por fin cómo es posible que mujeres más bien bajitas hayan dado a luz a niños de hasta 4 kilos.

¿Qué opináis al respecto? ¿Veis relación entre la estatura y los partos?

Vía | Estudio en PubMed, Ser padres
En Bebés y más | Algunas mujeres primerizas tienen partos increíblemente rápidos, ¿Se hereda la forma de parir?, ¿Cómo elegiría nacer un bebé?

También te recomendamos

No, la luna no influye en que haya más nacimientos y aquí tienes la demostración

Encuentran los huesos de una mujer que murió dando a luz a sus gemelos ¡hace 7.000 años!

Las propuestas más cuquis para ir con peques a la playa


La noticia Las mujeres más bajitas tienen partos más fáciles fue publicada originalmente en Bebés y más por Armando .




Author: Pequecordoba

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *