Cuatro hombres experimentan el dolor de parto para demostrar (o no) que no son capaces de soportarlo

Hace pocos días fue el Día de la Madre en EE.UU. y otros países americanos (el día 10) y para celebrarlo, cuatro hombres, conocidos por su página de Facebook The Try Guys intentaron demostrar cómo sería ser madre, tanto llevando una barriga simulando un embarazo como tratando de sentir lo mismo que si estuvieran de parto.

Para ello, decidieron llevar a cabo un experimento que otros hombres han realizado antes, basado en ponerse unos parches de estimulación eléctrica en el abdomen para experimentar lo que podría aproximarse más a los dolores de un parto. ¿Para qué? Pues para ver cuánto somos los hombres capaces de demostrar y cuánto tardaríamos en pedir la epidural.

Para hacer el experimento les pusieron los parches en diferentes zonas del cuerpo. A todos en la zona abdominal, pero a algunos también en la zona lumbar y uno de ellos incluso se prestó a ponérselos bien cerca de sus partes nobles, porque pensó que así se aproximaría más a lo que es un parto en realidad.

Tumbados en la camilla, una mujer les fue estimulando aumentando la intensidad, a intervalos, como si fueran contracciones, hasta que llegaban al punto en que no podían más y gritaban “¡Epidural!”. En ese instante todo se acabó, pues el parto pasaba a no doler y el experimento ya no tenía sentido.

Obviamente, el vídeo está rodado y grabado en clave de humor y no tiene otra misión que la de entretenernos un rato con aquello de “¿veis? Sois tan mal enfermos que no seríais capaces de dar a luz como nosotras”. Sin embargo, si de verdad estuviéramos de parto, el resultado podría ser muy diferente.

¿Una mujer soporta igual el dolor de esa máquina de estimulación?

No es por ser quejica (vale, a veces lo soy), pero para hacer bien un experimento tienes que intentar que las personas que comparas vivan lo mismo, o lo más parecido posible. Y esto que hacen estos chicos no tiene nada que ver con dar a luz.

¿No podemos conseguir que tengan un bebé? Pues quizás deberíamos poner a varias mujeres que no han sido madres al lado de estos chicos y ver qué pasa, porque no es lo mismo estar 9 meses gestando a un bebé y preparándote para el parto que ir un día cualquiera a ver a una chica para que te ponga unos parches en el abdomen y te torture. Vamos, es que estoy seguro que coges a cualquier chica, la tumbas, le pones los electrodos, y grita igual hasta el momento de “¡Epidural!”.

¿Que quizás estoy equivocado? Quizás sí, de hecho, estoy convencido de que si se hiciera el estudio las mujeres soportarían más el dolor que nosotros, los hombres, pero habría que hacer el experimento para confirmarlo.

Como no se ha hecho, el resultado es sesgado. ¿Dónde está el bebé de estos cuatro hombres? Porque yo veo que les duele mucho y se van a casa sin bebé. ¿Es acaso lo mismo sufrir un dolor cuando sabes que el resultado será un bebé, una cosita pequeñita que nace de ti y que amarás más que a nadie, que sufrirlo porque sí, sin más razón que ver hasta cuánto aguantas?

Al menos les ayuda a entender a las mujeres

Vamos, que en cuanto a dolor, por lo que comento, no extraemos mucha información. No están pariendo, así que el experimento es poco representativo. ¿Les duele como a las mujeres? Pues puede ser que sea el mismo dolor, más o menos, y esto es positivo porque al menos son capaces de entender el dolor que explican las mujeres cuando están de parto. De hecho, uno de ellos dice al acabar el vídeo que es un sentimiento increíble saber que alguien ha llegado a sufrir tanto para darle la vida. En este sentido, me parece un buen experimento.

¿Y lo de la epidural?

La parte en que gritan “¡Epidural!” para evitar más dolor me sobra bastante, la verdad. Podrían haber cambiado el grito por un “¡No puedo más!”, que al fin y al cabo es lo mismo y total, como digo, te vas a casa sin tu bebé. ¿A qué me refiero con esto? Pues a que parece que la epidural es el salvavidas de todos ellos, cuando no deja de ser un tipo de anestesia que debe utilizarse solo si se precisa.

Sí, de acuerdo, es la madre la que decide si hacer uso de ella o no, pero debe quedar claro que la epidural entraña unos riesgos que no deben obviarse, puesto que no todo se resume a parir con dolor o parir sin dolor. Si así fuera, todas las mujeres darían a luz con epidural. Pero no es así. Elimina el dolor, pero a cambio puede frenar el parto, puede hacer necesario el uso de oxitocina, puede provocar bradicardias en el bebé y pierdes la posibilidad de adoptar la posición que más necesites para que todo vaya bien, básicamente porque el cuerpo deja de enviarte las señales que te dicen cuál es la mejor posición en cada momento. Aumenta con todo ello la instrumentalización del parto y aumentan las probabilidades de que el parto acabe con fórceps, ventosa o en cesárea, siendo todo ello lo que te aleja de un parto normal.

En definitiva, el vídeo no es para tomárselo muy en serio, sino simplemente para ver a cuatro tíos gritando y reírte un poco con ellos. Si lo ves con intención de aprender algo, olvídalo: ni sabrás si somos o no capaces de parir, ni aprenderás que la epidural te ayuda en unas cosas, pero te puede perjudicar en otras.

Vídeo | YouTube
En Bebés y más | , Parto sin epidural, ¿duele mucho?, El 70% de las embarazadas que piden un parto natural acaban cambiando de opinión

También te recomendamos

El segundo parto, ¿duele menos?

"Si pierdes el control durante el parto te pondremos la epidural", nos dijeron una vez

Cinco temores que tendrás sobre el parto


La noticia Cuatro hombres experimentan el dolor de parto para demostrar (o no) que no son capaces de soportarlo fue publicada originalmente en Bebés y más por Armando .




Author: Pequecordoba

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *