¿Qué es la diabetes gestacional?, ¿se puede prevenir?
Abr26

¿Qué es la diabetes gestacional?, ¿se puede prevenir?

Una de las enfermedades que se suelen presentar durante el embarazo es la diabetes gestacional, un mal que afecta a algunas mujeres que se encuentran en este estado y que de no ser controlada puede tener consecuencias graves para su bebé. Algunas tenemos más posibilidades que otras de padecerla, por eso es importante conocerla, incluso antes de concebir. Lo primero, ¿qué es la diabetes gestacional? Es una clase de diabetes que solo se presenta en el embarazo, ya que las hormonas que se segregan durante ese período interfieren en el trabajo que hace la insulina y por eso se presentan unos niveles de glucosa en sangre superior a los normales. De no ser controlada, esta puede desencadenar en problemas como malformaciones en el bebé, problemas cardíacos, obesidad e incluso puede poner en riesgo su vida. Para describirlo de una manera simple, cada vez que comemos, descomponemos los alimentos hasta convertirlos en glucosa, que básicamente es el combustible de las células (es decir, su alimento), pero para que estas puedan utlizarlo, necesitan insulina (una hormona que segrega el páncreas). Si no tenemos la cantidad de insulina suficiente, la glucosa queda en la sangre. Esta enfermedad suele ser más común de lo que se piensa, ya que según las estadísticas, una de cada diez embarazadas la presenta y lo peor es que la tendencia va en aumento, por eso es muy recomendable realizar las pruebas para detectarla. ¿Cómo se detecta? Esta se detecta a través del test de O’Sullivan, un análisis de sangre de la madre y tiene un procedimiento particular: se debe tomar una primera muestra en ayunas (se supone que no es obligatorio, pero mi ginecóloga me ordeno que no comiese nada antes de realizarla),y posteriormente se administra glucosa líquida (es una bebida muy dulce). La paciente debe esperar en el laboratorio y una hora después se vuelve a tomar otra muestra para evaluar como se comporta durante ese tiempo. La prueba se suele realizar entre la semana 24 y 28 de gestación, aunque si perteneces a algún grupo de riesgo (has tenido diabetes gestacional en un embarazo anterior, hay antecedenetes familiares de diabetes, la madre presenta sobrepeso o si ha tenido un bebé de más de 4 kilogramos de peso). En caso de que la prueba arroje un resultado positivo (es decir, si es igual o superior a 140 mg/dl de glucosa en sangre), se ordena la TTOG (o curva de glucosa larga), que como su nombre lo indica, es una prueba que dura más tiempo aunque el procedimiento es similar. ¿Se puede prevenir la diabetes gestacional? Directamente no porque existen factores que te predisponen a ello como...

Read More
Recetas para niños, ¡4 snacks caseros!
Abr26

Recetas para niños, ¡4 snacks caseros!

A los peques les encantan los snacks, como por ejemplo las patatas fritas. No hace falta decir que los snacks industriales, sean dulces o salados, contienen mucha sal o azúcar, además de conservantes, colorantes, saborizantes, etc. Hoy os traemos algunas recetas para niños de snacks caseros, ¡los mismos que los comprados pero hechos en casa! Veremos cómo hacer patatas ‟fritas”, galletas de queso, barritas de cereales y nachos caseros, un buen modo de saber exactamente qué están comiendo nuestros peques. Por si hace falta, aclaramos que los snacks  no deben ser una comida habitual, y os lo proponemos para que de vez en cuando, esas veces en que nos permitimos salirnos del menú, podamos optar por unos snacks mucho más saludables que los comprados. ¿Os gustaría ver estas recetas para niños?  Recetas para niños, patatas ‟fritas” al microondas Las patatas fritas son la perdición de todos los niños, ¡y es que la sal parece adictiva! Un modo de dejarlos contentos y quedarnos más tranquilos con respecto a la cantidad de sal y aceite que están consumiendo es hacer estas patatas fritas al microondas de Pequerecetas. En el enlace nos explican paso a paso cómo hacerlas, y además nos cuentan algo sobre el uso del microondas. No os perdáis todas las recetas de chips saludables para el picoteo que os dejamos hace un tiempo.  Recetas para niños, barritas de cereales Las barritas de cereales son una reserva de energía ideal como tentempié a media mañana o media tarde. Podéis quitar el chocolate si queréis reducir un poco las calorías, ¡pero con las chispas son riquísimas!. La receta es de Pequerecetas y la encontráis aquí.  Recetas para niños, nachos Fuente: Erin Harner ¿Os gustan los nachos? ¡Mojados en diferentes salsas son muy ricos!  Podemos hacerlos en casa usando tortillas de maíz pinceladas con aceite de oliva extravirgen, que debemos cortar en triángulos, colocar en una bandeja cubierta con papel de horno, espolvorear con un poco de sal gruesa, y llevar al horno precalentado a 190° hasta que se doren, unos 15 minutos, girando a mitad de la cocción. Recetas para niños, galletas de queso ¡Os aseguro que estas galletas os encantarán! Son realmente deliciosas, perfectas para el picoteo. Están hechas con queso Chedar, no os perdáis la receta paso a paso en Pequerecetas. ¿Cuál de estos snacks caseros os ha gustado...

Read More
Decálogo de consejos para leer un cuento a un bebé
Abr26

Decálogo de consejos para leer un cuento a un bebé

¿A un bebé? Pensaréis. Leer un cuento parece cosa de mayores, pero como os hemos comentado en alguna ocasión, nunca es pronto para aproximar a nuestros hijos a los libros y al amor por la lectura. Existen muchos modos de hacerlo y efectivamente leer a un bebé no parece lo más habitual. Sin embargo, se puede hacer y por ello os ofrecemos un decálogo de consejos para leer un cuento a un bebé. Evidentemente, no hablamos de “El Quijote” ni de sesiones que no le gustarían ni al pequeño ni a nosotros. Se trata de “lecturas” entre comillas, donde importan mucho más otras cuestiones que la propia historia. El contacto con los libros, con mamá y papá, escuchar palabras nuevas… todo hará que los peques se beneficien de este sencillo acto y que poco a poco entiendan la lectura como algo agradable. Consejos para leer a un bebé Es importante no forzar la lectura, buscad el momento adecuado. Como dijimos en una anterior recopilación de consejos, el verbo “leer” no admite el imperativo. Busca historias cortas. La atención de los niños y niñas de corta edad es limitada, al principio si no están acostumbrados y pueden aguantar solo cinco minutos, pero pronto notaremos cómo muestran más interés y las sesiones se alargan. Alrededor del año los mejores libros son aquellos no solo cortos sino resistentes, con ilustraciones en color, que hablen de temas sencillos y cotidianos… A partir de un año se puede ir aumentando la cantidad de texto para leerles. Relájate, disfruta, no lo veas como una obligación, porque los niños lo notarán y no será un momento agradable para nadie. Utiliza todo el cuerpo, mueve las manos, los pies, levántate y ocupa el espacio… Somos pequeños actores. Utiliza la voz, juega con ella, pon voces diferentes metiéndote en los personajes (que como es lógico serán muy pocos a estas edades), emite voces gruesas, finas, canta, recita, habla bajito, grita… No pretendas que el bebé guarde silencio o se esté quieto; hay que entender las interrupciones como parte de la historia y utilizarlas en su beneficio, no entenderlas como algo negativo. Repite las frases tantas veces como sea necesario. Volver a escucharlas le hará descubrir cosas que tal vez antes no había notado y esto incrementa su capacidad lingüística y el volumen de vocabulario que va adquiriendo (incluso aunque esté en sus primeras palabras). Si te pide que le leas el mismo cuento una y otra vez, hazlo: les da seguridad conocer la historia y saber lo que va a pasar después, además de que también incrementa su vocabulario notablemente. Cuando tienen unos meses más y ya hablan...

Read More